///

Neo 430 Roma. La prueba de una reina.

Start

Neo 430 Roma. La prueba de una reina. 

casco de la embarcaciónEs difícil pensar en un Neo Yachts sin reconocer inmediatamente la huella de Paolo Semeraro. Navegante profesional de toda la vida, cuenta con un impresionante número de victorias en su haber. Importantes victorias, como la de la durísima edición 2014 de la Rolex Middle Sea Race donde, a bordo de su Neo 400, ganó la Clase 2.

Sus barcos, al igual que sus velas, han redefinido el concepto de corredor-crucero, permitiendo al gran público disfrutar de unas prestaciones que antes eran exclusivas de los corredores puros.

Tal vez por ello, mientras recorro kilómetros para acercarme a la Neo 430 Roma, evolución de los míticos 400, no puedo evitar elevar inconscientemente el listón de mis expectativas.

La Neo 430 Roma

neo 430 roma prua

Como todos los Neo Yachts, este 430 Roma también está construido 100% en carbono, a partir de las peticiones de su propietario que, en este caso, es un australiano al que le gusta competir y al que quizás ya no le guste (y afortunadamente así es) el diseño (si podemos llamarlo así) de esas máquinas de guerra construidas por los kiwis.

La Neo 430 Roma, en cambio, me conquista a primera vista. Y no sólo por esa proa en forma de cimitarra que ostenta un bauprés que definir como agresivo sería reductor, sino simplemente por su diseño general, que inexplicablemente consigue ser a la vez deportivo y elegante, algo ciertamente poco común en los veleros de esta categoría.

neo-430-roma-bompressobompresso

 

El habitáculo es una obra maestra de la ergonomía y la racionalización del espacio y las maniobras. Aquí todo está en el lugar correcto, exactamente donde debe estar. Un plano de cubierta pensado tanto para una tripulación que se mueva sin estorbar en las regatas como para su propietario que, en crucero, pueda realizar todas las maniobras esenciales sin moverse del timón.

neo 430 roma velero

 

Estas consideraciones se aplican íntegramente a esta embarcación porque, debido al enfoque de construcción «a medida» adoptado por Neo Yachts, cada barco es diferente de los demás. El ejemplo anterior del Neo 430 Roma era, de hecho, muy diferente, tenía dos palas de timón, una orza retráctil, un plano de cubierta orientado a la navegación en solitario y un interior más orientado al crucero.

Pero, mientras estoy absorto en estos pensamientos, llega Paolo y con él la tripulación, podemos zarpar….

La prueba del Neo 430 Roma

neo 430 roma mar abierto

La prueba de mar de un velero como éste es siempre un acontecimiento especial, la gente compite para subir a bordo y, de hecho, una vez que hemos terminado de embarcar, somos siete a bordo. Un número considerable de navegantes que, sin embargo, en cuanto soltamos las amarras e izamos la vela mayor, simplemente «desaparece» en esta bañera sin límites. De hecho, el Neo 430 Roma puede acoger a una tripulación aún más numerosa que, casi como si se tratara del irreconocible hechizo de extensión de Harry Potter, encuentra su espacio a bordo sin problemas, como si estuviéramos a bordo de un 60 pies.

Neo 430 Roma navigacion a vela

 

Hay 6/7 nudos de viento real al salir del puerto pero, incluso con sólo la vela mayor en tierra (60 metros cuadrados), nos deslizamos sobre el agua casi a la velocidad del viento.

prua neo 430 romaEl Código 0 se despliega y, qué decir, con Paolo Semeraro a bordo las velas se despliegan en un instante. El barco despega como un cohete y supera instantáneamente los 9 nudos. Me giro para comprobar que el viento no ha aumentado mientras tanto, pero la ausencia total de marcas en la superficie del agua confirma el milagro, este barco simplemente vuela sobre el agua.

A unos 50 grados aparentes roza los 10 nudos en varias ocasiones, una velocidad notable aunque, lo que más impresiona es su capacidad para no bajar nunca la velocidad, la velocidad media es siempre constante, en torno a los 9,4/9,6.

Giovanni Ceccarelli y Paolo Semeraro han hecho un buen trabajo con este casco que, inexplicablemente, consigue escapar a las leyes de la hidrodinámica que lo tendrían atado a una longitud de línea de flotación que, en este caso, definir como dinámica es un eufemismo. La embarcación va mucho más allá de su velocidad teórica sin mostrar el más mínimo indicio de bajar la popa; al contrario, siempre se mantiene horizontal sobre el agua, lo que minimiza la superficie mojada y, en consecuencia, la resistencia.

neo 430 roma pruebaA bordo del Neo 430 Roma, cuando el aire es escaso como hoy, siempre se navega con un viento aparente que el barco construye con una sencillez desarmante. Aquí hay dos posibilidades: se va por rumbo y a medida que aumenta la velocidad se ajustan las velas trimándolas; se va por ángulo y a medida que aumenta la velocidad se extiende dejando las velas para marcar, para seguir ese aumento loco de la velocidad. Por eso, mientras el Código 0 nos da casi 10 nudos de velocidad a 35/40 grados de la aparente, en realidad estamos navegando a través de 7 nudos de la real.

Estas prestaciones son ciertamente posibles gracias al estudio de las líneas de flotación, pero no sólo eso, navegar a bordo de un barco totalmente de carbono significa también poder contar con un peso total de 5700 kg, de los cuales 2800 están colocados 3 metros por debajo de la línea de flotación. Una relación peso-enderezamiento que, si cuando estamos en regata da estas prestaciones, tiene evidentes ventajas también en crucero cuando, para gran sorpresa de la familia, podremos navegar rápido, con ángulos de escora contenidos o, más sencillamente, dormir en rada a bordo de un barco que no rueda.

neo 430 roma navegaciónUna vez que hemos bajado el gran Código 0 de 125 metros cuadrados, izamos el foque que, con sus 45 metros cuadrados de superficie y en estas condiciones de viento podría preocupar a la mayoría de la gente y … pero nada porque el Neo 430 Roma nos vuelve a sorprender. ¡Navegamos a 30 grados de la aparente siempre alrededor de 9 nudos!

Intento tensar y, al mismo tiempo que la mirada de Paolo se desplaza hacia las velas, veo que un barbero me sigue, cerrando el canal del foque y el carro de la vela mayor avanzando hacia el viento. La escora crece mientras el viento asume una posición nunca antes vista (navegando), estamos haciendo una proa impensable. A 28/29 grados del real estamos navegando a 8,8/9 nudos de velocidad mientras la punta del windex indica un ángulo que apenas puedo anotar por lo irreal que puede parecer… un VMG absurdo para un barco que no es un prototipo de competición.

Veo que la superficie del mar se oscurece frente a mí, viene una ráfaga, la primera del día, me meto en ella decididamente mientras Paolo da un poco de trasto y, ni que decir tiene, el barco vuelve a acelerar. Tocamos el 9,4 y no me gustaría bajarme aquí…

Cubierta

timón-embarcacion

El timón es otra pequeña obra maestra, es bastante avanzado en comparación con la media y transmite todo sin dejar de ser directo y sincero. Aquí se razona en milímetros y cada mínima variación impresa en la rueda se convierte en una reacción inmediata de la proa, un placer para los dedos de los navegantes más exigentes.

Pero el tiempo pasa y el sol se acerca al horizonte, debemos lamentablemente regresar. Pido un giro, que el Neo 430 Roma ejecuta prácticamente sin frenar, y me lleva a las nuevas paredes. La velocidad baja a 8 nudos durante un parpadeo y luego vuelve a ser de unos 9 en cuestión de segundos mientras, a su alrededor, la superficie del mar apenas ondulada, refleja la luz anaranjada del sol que se esconde.

prueba en mar neo 430 roma

Para volver a puerto tenemos que descansar y no tenemos tiempo de volver a poner el Código 0. El barco vuelve a la realidad y la velocidad disminuye, estamos a toda velocidad con el foque pequeño, y seguimos moviéndonos a 5 nudos con 7 de real, qué barco chicos, qué barco…

neo 430 roma aparejar

motor

Dentro del puerto encendemos el motor, un pequeño 30 caballos que en este casco y con este peso es más que suficiente. A velocidad de crucero y en ceñida hacemos más de 7 nudos, un rendimiento que permite desplazamientos fáciles en ausencia total de viento porque, aunque ya lo habrás entendido, con el Neo 430 Roma, nunca necesitarás encender el motor.

Cómo es el Neo 430 Romainternos neo 430 roma

Los interiores del Neo 430 son estructurales y completamente personalizables, desde la versión Loft, que cuenta con un gran espacio abierto en la proa, hasta la versión Cruise, que ofrece tres camarotes y dos baños, pasando por la versión Comfort que, si fuera mi barco, sería sin duda la que elegiría: un exagerado camarote de armador en la proa, equipado con una ducha separada, una gran habitación de invitados en la popa y un compartimento técnico/armario de cabina de inestimable valor, tanto en crucero como en regata.

escaleras interiores neo 430 romaSofás-salón

En cambio, la muestra sometida a prueba está organizada con tres camarotes, un baño y una mesa de cartas de gran tamaño. Los dos camarotes de popa, así como los asientos de la dinette, están organizados con tres camas de tamaño adecuado y sábanas antirrollo, lo que es perfecto para dormir en ceñida en regata.

cabina poppacabina

Al descender bajo la cubierta, el contraste del blanco con los adornos de carbono expuestos es inmediatamente llamativo. Es un efecto seguro y da a este interior un aspecto pulcro, minimalista y arenoso.

mesa de carbónmesa interior

Destacan los espacios de estiba, en esta embarcación se aprovecha todo para guardar tanto objetos voluminosos como otros más pequeños que se colocan perfectamente en las redes laterales que, mucho mejor que los «muebles pesados aligerados», cumplen la función de dejar los camarotes ordenados. Mención especial merece la nevera del pozo que, equipada con motor inspeccionable, fondo de carbono y cierre, es enorme y hermosa.

tabla de gráficos neo 430 romatabla de gráficos

Los interiores estructurales también dan esos centímetros extra que permiten espacios que normalmente se encuentran en barcos más grandes. También son fáciles de limpiar y, por supuesto, no envejecen con los años.

Conclusiones

La Neo 430 Roma representa un salto cualitativo en la evolución del concepto cruiser-racer. Las prestaciones que hasta ayer estaban reservadas sólo a los barcos de competición pura están ahora al alcance de los navegantes apasionados que quieren competir con éxito en las regatas o que simplemente prefieren la navegación a vela a la de motor.

neo 430 roma navegación a vela

Esta embarcación tiene ciertamente la capacidad de rendir como un corredor puro (y también de dejar a muchos atrás) pero tiene el gran don de hacerlo sin dejar de ser simple, controlable y seguro. Una característica única para este segmento.

Datos técnicos

Sail area upwind 105 mq
Sail area downwind with gennaker 230 mq
Main sail 60 mq
Jib 45 mq
Code 0 125 mq
Gennaker 170 mq
   
Concept Neo Yachts & Composites
Builder Neo Yachts & Composites
Designer Ceccarelli Yachts Design
   
Length (LOA ): 13,06 mt 13,06 mt
Length (LWL) 11,80 m
Beam (Bmax) 4,06 mt
Draft 3 mt (1,6 mt with lifting keel)
Displacement 5.700 kg
Keel weight 2.800 kg
Water 200 lt
Fuel 100 lt
Engine Saildrive 30 hp
Category CE A – Ocean
Creew 10 max

Deja una respuesta

Your email address will not be published.