Start

100 millas a bordo del nuevo Solemar SX27.

Es difícil permanecer indiferente ante el regreso por todo lo alto de Solemar. Se trata de lanchas legendarias que, desde los años 80, han conquistado literalmente a un público de fieles propietarios que las elegían por las proverbiales cualidades de su casco y por su marcada aptitud para el crucero, incluso a larga distancia.

Así que comprenderán que, en cuanto se me presentó la oportunidad, me subiera a bordo del nuevo Solemar SX27 para realizar un largo traslado, que me dio la oportunidad de probarlo a fondo.

La prueba del nuevo Solemar SX27

La algarabía del Salón Náutico de Génova es un recuerdo lejano cuando entramos en el muelle de la Marina en el recinto ferial de Génova, es temprano por la mañana e incluso hace frío. El Solemar SX27 aún nos espera en su proa y aprovecho para observar el casco. La pronunciada V de la proa y el ángulo muerto son como a mí me gustan, pronunciados, no soy un gran aficionado a las embarcaciones neumáticas de casco plano y afortunadamente no es el caso de esta embarcación auxiliar. Cuatro patines a cada lado completan el diseño de un casco que ya me da la impresión de que hoy navegaremos sobre terciopelo.

Carena Solemar SX27Nuestro destino es la Marina di Cala de Medici y, para llegar hasta allí, nos esperan 90 millas de navegación en condiciones variables de tiempo y mar. En el primer tramo el mar estará movido por un tenso viento del norte, que debería amainar tras dejar Liguria para darnos mar casi en calma en el último tramo de la ruta.

Botamos nuestro Solemar SX27, subimos a bordo y, dicho esto, encendemos el Mercury Verado V8 300, soltamos amarras y salimos del puerto. Esta embarcación está equipada con dos tanques de 140 litros cada uno y los instrumentos indican que tenemos alrededor del 50% de combustible disponible, por lo que, a pesar de la proverbial baratura de los Verado V8, tendremos que parar a repostar para estar seguros.

La previsión nos atrapa y, nada más salir del puerto, encontramos un poco de marejada entrando por la manga de babor. Acelero poco a poco y nuestro bote entra inmediatamente en planeo, ya a 11/12 nudos. Doy un poco más de gas, llego a unos 25 nudos y pongo la proa sobre el cabo de Portofino. A esta velocidad y a pesar del mar que entra de costado, navegamos realmente bien, el casco absorbe las asperezas sin problemas y todo esto se traduce en un gran confort de navegación, estamos a unas 4.000 rpm y consumimos 1,8 litros por milla.

panoramic view

El comportamiento en el mar de esta embarcación auxiliar, así como el espacio disponible a bordo, son realmente muy similares a los de una maxi-rib, a pesar de que la embarcación auxiliar mide menos de 9 metros. Solemar no ha escatimado en la fibra de vidrio, el gelcoat y los acabados, estamos sin duda a bordo de un barco muy bien hecho, la ausencia total de chirridos lo atestigua.

Acelero de nuevo y subo la velocidad a unos 30 nudos, el Solemar SX27 sigue navegando muy bien así que decido que esta será nuestra velocidad de crucero para el trasbordo. Estamos a 4.500 rpm y consumimos 2 litros por milla, lo que, dada la configuración de esta embarcación auxiliar y sus dos toneladas de peso, parece un resultado muy bueno.

Al llegar a Punta Chiappa, vislumbro un tramo de mar más tranquilo, lo que me parece una buena oportunidad para probarlo y comprobar su rendimiento. Pisto el acelerador y la lancha acelera rápidamente, alcanzo los 44 nudos en un abrir y cerrar de ojos, luego subo el trimado y registro un máximo de 44,8 nudos. No está nada mal para una embarcación tan pequeña, no necesita muchos caballos para ir rápido.

Reduzco la velocidad y comienzo una serie de giros, primero amplios y luego cada vez más estrechos, intentando meter al barco en problemas pero nada, sigue navegando como si fuera sobre raíles. Contraviro y acelero pero nada, este Solemar SX27 no se balancea ni tiende a ensancharse, el casco está plantado en el agua y no hay manera de encontrarle un fallo.

Retomo el rumbo, acelero a 30 nudos y en poco menos de hora y media llegamos a Portovenere. Aquí reducimos la velocidad a 5/6 nudos y pasamos por debajo de la fantástica iglesia de San Pietro, probablemente uno de los lugares más fotografiados del mundo. Paramos aquí para repostar y volvemos a ponernos en marcha.

Solemar SX 27 aerial viewA partir de aquí, el mar está realmente en calma, así que vuelvo a probar la velocidad máxima del Solemar SX27 que, a pesar del depósito lleno, mejora hasta los 45,6 nudos.

De aquí a Livorno navegamos a gusto, siempre en torno a los 30 nudos, con un mar que se vuelve plano y vidrioso y un cielo sombrío por la humedad. Pasamos por el Secche della Meloria, Castiglioncello y, de nuevo en menos de hora y media, entramos en la Marina de Cala de Medici.

He disfrutado mucho navegando con el Solemar SX27, es cómodo, confortable pero sobre todo navega genial, esta embarcación auxiliar es sin duda la digna heredera de tan prestigiosa marca.

Datos de la prueba

RPM VELOCIDAD KNCONSUMO LT/NMCONSUMO LT/H
500 1,0 2,6 2,6 
1.000 4,5 1,2 5,2 
1.500 6,0 1,6 9,4 
2.000 7,0 2,2 15,6 
2.500 8,0 3,1 24,7 
3.000 10,5 3,4 35,3 
3.500 18,0 1,8 33,2 
4.000 24,5 1,8 43,1 
4.500 30,0 2,0 58,7 
5.000 35,5 2,1 74,3 
5.500 40,5 2,0 81,1 
5.900 44,5 2,0 90,8 

Aspecto del Solemar SX27

El nivel de entrada de esta nueva gama de barcos, el «pequeño de la casa» tiene poco que envidiar a sus dos hermanos mayores. El Solemar SX27 está realmente bien hecho, la calidad de los materiales, la gelatinización y el acabado son de gama alta, y no es casualidad que lo haya bautizado como un mini maxi-rib.

El plano de cubierta está diseñado para ofrecer comodidad y seguridad. Al subir a bordo por la popa, enseguida llama la atención la plataforma de baño que rodea el fueraborda; tiene forma y una excelente pisada, cualidad indispensable para disfrutar de los baños de mar.

Solemar SX27 poppaLa dinette es acogedora e inteligente, de hecho, reclinando el asiento del conductor se crea una zona lounge donde cuatro sofás permiten que 7/8 personas se sienten alrededor de la mesa, mirándose a la cara, algo poco común en lanchas de este tamaño. La mesa central es desmontable y también permite transformar esta zona en un segundo solárium para dos personas que, otra nota importante, deja libre el paso hacia proa.

El puesto de gobierno del Solemar SX27 está situado a estribor y acoge cómodamente a dos personas que pueden navegar sentadas aquí, disfrutando de una excelente visibilidad hacia proa. La bañera tiene espacio más que suficiente para alojar dos pantallas, todos los interruptores, el equipo de alta fidelidad, la VHF e incluso un espacio tan útil como oportuno para la carga por inducción de smartphones.

La barra antivuelco alberga las luces de navegación, dos altavoces y un toldo que cubre tanto la dinette como el puesto de gobierno.

Avanzando hacia delante encontramos, de nuevo alojado en el puente de mando, un sillón orientado hacia delante que, habiendo sido probado personalmente durante un cambio de conducción, resulta extremadamente cómodo y permite estirar los pies en el solárium, transformándolo en una chaise longue. Debajo de este asiento hay una pequeña cabina interior con aseo, donde también se puede cambiar el traje de neopreno.

En proa encontramos el solárium principal, que es realmente grande y no sólo permite tomar el sol a dos personas sino que, ligeramente inclinado, es también el lugar ideal para descansar bajo las telas de sombra. En el extremo de proa encontramos bolardos de gran tamaño y un molinete de ancla que está colocado de tal forma que no requiere acrobacias para utilizarlo.

En resumen, este Solemar SX27 no sólo es bonito sino que es condenadamente inteligente, los espacios están aprovechados al máximo y los acabados son impecables, cualquier cosa menos nivel de entrada, con esta embarcación auxiliar realmente se puede ir a cualquier parte.

Características técnicas

Eslora total

8,75 m

Manga

3,09 m

Anchura con el tubular desinflado

2,48 m

Calado en la quilla

0,80 m

Diámetro del tubo

0,65 m

Número de compartimentos

6

Desplazamiento en seco

1985 kg

Capacidad del depósito de combustible

2 x 143 lt

Capacidad del depósito de agua

47 lt

Capacidad del depósito de aguas negras

50 lt

Categoría de certificación

CE – B

Capacidad de las personas

14

Potencia máxima instalable

350 HP

Longitud del vástago

XL

Motorización recomendada

1 x Mercury Verado V8-300

Deja una respuesta

Your email address will not be published.